Los paradigmas que las marcas humanas están rompiendo.

LOS PARADIGMAS QUE LAS MARCAS HUMANAS ESTÁN ROMPIENDO.

Cuando hablamos de marcas humanas no podemos dejar de lado los paradigmas que éstas han venido a romper y con ello a transformar la forma en la que una marca interactúa con sus audiencias. Es por eso que en este espacio te hablaremos de los paradigmas que las marcas humanas están rompiendo.

Paradigma antiguo: Vida orientada en el Tener

Paradigma nuevo: Vida orientada en el Ser

Hoy ya las marcas no atienden al paradigma del tener, sino que están orientadas en el Ser. En ayudar a sus audiencias a encontrarse y a través de esta relación con la marca poder nutrir su identidad.

Paradigma antiguo: Pensar en el yo

Paradigma nuevo: Pensar en el nosotros

Las marcas humanas están conscientes de que se trata de un Ganar-Ganar, de una filosofia centrada en el nosotros y no en el Yo, donde la razón de existencia de la marca es contribuir desde su sentido de propósito hasta un desarrollo de audiencias, de la sociedad y de la marca, dejando de lado el paradigma de la competitividad por el de la colaboración y co-creación.

Paradigma Antiguo: Rol de jefes (Imposición)

Paradigma Nuevo: Rol de Líderes (Inspiración)

Ya ha quedado muy atrás aquella visión donde las marcas imponían a sus audiencias formas de pensar, productos/servicios o incluso en muchos casos ideologías, ahora se está dando paso a que las marca se proyecten como líderes que inspiran a través de su propósito y de su forma de relacionarse con sus audiencias, creando un nuevo paradigma donde las marcas no están aquí para vender, sino para inspirar y transformar.

Paradigma antiguo: Rutina

Paradigma Nuevo: Creatividad

Las marcas humanas tienden a desarrollarse con características que conviven más con el lado derecho del cerebro (encargado de la creatividad). Esto se debe a que las audiencias hoy ya no buscan la rutina, sino que quieren nuevas emociones, nuevas soluciones que los entiendan. Por eso las marcas deben de renunciar a procesos rutinarios para dar pie a la disrupción, entendiendo que deben hacerse las grandes preguntas en los pequeños detalles e incluso ser capaces de reinventarse en tiempo real.

Paradigma antiguo: La no conciencia (Ignorancia)

Paradigma nuevo: La Conciencia (Abundancia de conocimiento)

Las marcas humanizadas entienden que sus audiencias están sobre-informadas y que ahora es el prosumidor quien elige y no la marca la que vende. Estamos ante una era donde cualquier persona tiene acceso a un basto mundo de información a la distancia de un clic o de su bolsillo y ahora más que nunca se vuelve vital generar contenido de valor que nutra a estas audiencias informadas y nos haga relevantes no solo como una opción que solucione su problema, sino que también puedan las marcas proveer de valor agregado a partir de su expertise.

Paradigma antiguo: Materialismo

Paradigma Nuevo: Holismo

Las marcas humanas no se preocupan solo por el beneficio tangible que da su producto o servicio sino que rompiendo todo paradigma buscan una vinculación incluso espiritual que va desde la emoción hasta la creencia y sentido de propósito. Ya no es suficiente el materialismo funcional, sino que se debe tener una presencia holística espiritual que pueda llenar a las audiencias a nivel de su identidad y desarrollo personal.

Paradigma antiguo: Productos (funcionalidad)

Paradigma nuevo: Personas (Emocionalidad)

Dejar de lado el paradigma de solo centrarse en lo funcional y en solo venta de productos/ servicios por un nuevo paradigma centrado en las personas y en crear experiencias y memorias emocionales es lo que deben hacer las marcas humanizadas, pues sin duda impactar de forma emocional siempre las volverá marcas fuertes y ganadoras. Las marcas humanas esgrimen beneficios más aspiracionales, dando por hecho que los beneficios funcionales son un Must que ya tienen integrados.

Muchas veces ser una marca humana o humanizada, implicará romper paradigmas en el camino, pero sin duda elegir impactar de forma cercana en tus audiencias y ser relevante a un nivel emocional traerá consigo grandes beneficios y con ello nos hará evolucionar a un nuevo nivel de interacción marca-audiencias, nos hará dejar de tener clientes para tener creyentes. Y aunque esto signifique ir solos en el camino es importante recordar que quien pone las reglas gana el juego.

 

Si quieres que tu marca sea una marca líder sin duda debes apostar por romper estos paradigmas y atreverte a humanizar a tu marca.

Cuando hablamos de marcas humanas no podemos dejar de lado los paradigmas que éstas han venido a romper y con ello a transformar la forma en la que una marca interactúa con sus audiencias. Es por eso que en este espacio te hablaremos de los paradigmas que las marcas humanas están rompiendo.

Paradigma antiguo: Vida orientada en el Tener

Paradigma nuevo: Vida orientada en el Ser

Hoy ya las marcas no atienden al paradigma del tener, sino que están orientadas en el Ser. En ayudar a sus audiencias a encontrarse y a través de esta relación con la marca poder nutrir su identidad.

Paradigma antiguo: Pensar en el yo

Paradigma nuevo: Pensar en el nosotros

Las marcas humanas están conscientes de que se trata de un Ganar-Ganar, de una filosofia centrada en el nosotros y no en el Yo, donde la razón de existencia de la marca es contribuir desde su sentido de propósito a un desarrollo de sus audiencias, de la sociedad y de la marca, dejando de lado el paradigma de la competitividad por el de la colaboración y co-creación.

Paradigma Antiguo: Rol de jefes (Imposición)

Paradigma Nuevo: Rol de Líderes (Inspiración)

Ya ha quedado muy atrás aquella visión donde las marcas imponían a sus audiencias formas de pensar, productos/servicios o incluso en muchos casos ideologías, ahora se está dando paso a que las marca se proyecten como líderes que inspiran a través de su propósito y de su forma de relacionarse con sus audiencias, creando un nuevo paradigma donde las marcas no están aquí para vender, sino para inspirar y transformar.

Paradigma antiguo: Rutina

Paradigma Nuevo: Creatividad

Las marcas humanas tienden a desarrollarse con características que conviven más con el lado derecho del cerebro (encargado de la creatividad). Esto se debe a que las audiencias hoy ya no buscan la rutina, sino que quieren nuevas emociones, nuevas soluciones que los entiendan. Por eso las marcas deben de renunciar a procesos rutinarios para dar pie a la disrupción, entendiendo que deben hacerse las grandes preguntas en los pequeños detalles e incluso ser capaces de reinventarse en tiempo real.

Paradigma antiguo: La no conciencia (Ignorancia)

Paradigma nuevo: La Conciencia (Abundancia de conocimiento)

Las marcas humanizadas entienden que sus audiencias están sobre-informadas y que ahora es el prosumidor quien elige y no la marca la que vende. Estamos ante una era donde cualquier persona tiene acceso a un basto mundo de información a la distancia de un clic o de su bolsillo y ahora más que nunca se vuelve vital generar contenido de valor que nutra a estas audiencias informadas y nos haga relevantes no solo como una opción que solucione su problema, sino que también puedan las marcas proveer de valor agregado a partir de su expertise.

Paradigma antiguo: Materialismo

Paradigma Nuevo: Holismo

Las marcas humanas no se preocupan solo por el beneficio tangible que da su producto o servicio sino que rompiendo todo paradigma buscan una vinculación incluso espiritual que va desde la emoción hasta la creencia y sentido de propósito. Ya no es suficiente el materialismo funcional, sino que se debe tener una presencia holística espiritual que pueda llenar a las audiencias a nivel de su identidad y desarrollo personal.

Paradigma antiguo: Productos (funcionalidad)

Paradigma nuevo: Personas (Emocionalidad)

Dejar de lado el paradigma de solo centrarse en lo funcional y en solo venta de productos/ servicios por un nuevo paradigma centrado en las personas y en crear experiencias y memorias emocionales es lo que deben hacer las marcas humanizadas, pues sin duda impactar de forma emocional siempre las volverá marcas fuertes y ganadoras. Las marcas humanas esgrimen beneficios más aspiracionales, dando por hecho que los beneficios funcionales son un Must que ya tienen integrados.

Muchas veces ser una marca humana o humanizada, implicará romper paradigmas en el camino, pero sin duda elegir impactar de forma cercana en tus audiencias y ser relevante a un nivel emocional traerá consigo grandes beneficios y con ello nos hará evolucionar a un nuevo nivel de interacción marca-audiencias, nos hará dejar de tener clientes para tener creyentes. Y aunque esto signifique ir solos en el camino es importante recordar que quien pone las reglas gana el juego.

 

Si quieres que tu marca sea una marca líder sin duda debes apostar por romper estos paradigmas y atreverte a humanizar a tu marca.

Artículos relacionados
¿Llegó el momento de las marcas humanas?

¿Llegó el momento de las marcas humanas?

Una nueva época necesita de marcas transformadas, llenas de propósito, llenas de emociones y sobre todo, llenas de humanidad. …

   ComintMexico

 

I.M. Altamirano 100

5 de Mayo, 50090 Toluca, México

722 210 7216

descubre@comintmx.com

¿Quién eres tú?

¿Quiénes somos nosotros?

¿Qué hacemos?

Blog

Contáctanos

 

   ComintMexico

 

I.M. Altamirano 100

5 de Mayo, 50090 Toluca, México

722 210 7216

descubre@comintmx.com

 

Aviso de privacidad/Todos los derechos reservados